VIII

¿De dónde soy?
Los pasos del agua dejan sus marcas
En mi cuerpo quedan algunas señales

Amanecer con el día
Y entre presagios y juramentos
Llegará la tarde con su color violeta
Habrá un instante de desasosiego aterrador
Que como un monstruo se alojará en tu pecho

Caerá la noche sublime sobre tus sienes
Y encontrarás en el sueño las respuestas del poeta
 

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *